Manuel se pone caliente mirando mujeres desnudandose

Manuel es un hombre de treinta y ocho años que trabaja como programador informático en una importante empresa que gestiona portales de compra y venta de artículos y gracias a su sueldo puede vivir solo en una de las mejores zonas que hay a los alrededores de Barcelona además de darse el capricho de hacerse una paja conectándose a un videochat con decenas de mujeres desnudandose para terminar masturbándose el coño hasta llegar al orgasmo y hoy viernes, nada más llegar de trabajar y antes de ducharse se ha querido hacer una paja viendo mujeres desnudandose pero no ha habido ninguna que le haya llamado la atención así que se ha ido a dar una vuelta por un centro comercial que hay cerca de donde vive y en el local donde ha entrado para cenar solo ha visto a Karen, una preciosa latina de treinta años que trabaja como profesora de spinning en un gimnasio y que también está cenando sola así que Manuel se va a armar de valor y va a empezar una conversación con esta latina tan atractiva a la que convencerá para irse juntos a dar un paseo por el centro comercial hasta que se terminen besando y Karen le diga a Manuel de irse a un sitio más tranquilo para hablar y no va a dudar en llevarla a su piso donde poco tardarán en enrollarse antes de terminar follando duro usando preservativo hasta que Manuel se corra en la boca de esta latina tan caliente.